miércoles, agosto 20, 2008

Un talismán para Liu

Un_talismán_para_Liu,_carátula001


De regreso a casa

Cuando los monjes del monasterio estaban por iniciar sus rezos matinales una intempestiva entrada en la habitación rompe con el encanto del ritual. Una azorada monja traía consigo a una niña perdida que casi había tenido que arrancar del borde del río. La luminosa belleza de la niña enmudeció a todos en la sala, una mudez que se prolongó solamente en ella y que no hizo sino incrementar el misterio de su aura. Como no hubo manera de descubrir sus orígenes, Liu, que así la bautizaron, se fue haciendo un espacio en el monasterio y en los corazones de sus habitantes. En el prior despertó un protector sentimiento de paternidad, en el hermano Daniel despertó un cariño que rayaba con la devoción y, en Diego, una amistad desinhibida y algo descarada. Pero como el corazón es una caja de Pandora de sentimientos, en el padre Moisés provocó miedo, rechazo y hostilidad, tanto, que la primera noche casi la mata de un susto al tratar de exorcisarla. La niña era extraña, en eso estaban todos de acuerdo, su vínculo con el mar y todos lo seres que lo habitaban era tan fuerte como peculiar, sin mencionar sus casi mágicas aptitudes de nadadora. Pero como los engranajes del destino siempre giran apuntando hacia el desenlace de nuestras historias, un buen día, llegó al monasterio un pueblerino con una historia que circulaba desde hace varios años: un barco en medio de una tormenta, un ser extraño, mitad hombre mitad pez, que los acechaba, una mujer con su hijo que observaban todo y, luego, un fugaz e intenso encuentro que meses después dio como fruto a una niña de costumbres tan singulares que fue ocultada por su madre a los ojos de los demás. La historia se confirmó cuando llegó un día el hermano de Liu para llevársela. Pero no todos estaban dispuestos a soltarla tan fácilmente. Daniel y Diego jugaron con fuerzas que no comprendían y desencadenaron un final inesperado.

Esta novela corta recrea personajes con una gran profundidad de carácter que nos permiten transportarnos rápidamente a la magia de la historia. Una historia que nos permite identificarnos no solo con un personaje específico sino con todos ellos, porque para todo sentimiento hay espacio en nuestros corazones. Esta novela tiene además la virtud de no haber sido escrita pensando en un público seccionado por edades; como diría Michel Tournier cuando se refería a una obra bien lograda, “es una historia breve, tan límpida y tan ágil en el desarrollo de los acontecimientos que hasta un niño puede leerla”. Algo que no todos pueden lograr.

Autor: Jesús Egúsquiza
Editorial: Lustra Editores
Librerías: El Virrey, Crisol, Ksa Tomada y otras.
Edad: a partir de 10 años
Precio: S/. 18

1 comentario:

  1. Hola, y enhorabuena por el blog. Hoy mientras navegaba por internet he visto al iniciativa del autor de El hueco del viernes, pretende recopilar un listado de 1000 en castellano blogs sobre literatura, y a continuación hacer una publicación tipo Quién es quien, te dejo el enlace por si no conocias la idea y te interesa apuntarte: http://elhuecodelviernes.blogspot.com/2008/06/en-busca-de-los-1000-blogs-literarios.html
    saludos, eva

    ResponderEliminar