martes, noviembre 21, 2006

King Kong

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

La misma historia que ya todos conocemos y que ha tenido un sinnúmero de adaptaciones llega a nosotros en formato de álbum ilustrado gracias a la maestría y talento de Anthony Browne. Quines lo conocemos sentimos que era algo que le correspondía por derecho propio.
Free Image Hosting at allyoucanupload.com

Si bien la narrativa textual de la obra es correcta y ofrece los recursos literarios necesarios, la narrativa gráfica termina opacándola un poco. Las ilustraciones a las que nos tiene acostumbrado Anthony Browne representan un lenguaje rico en significado y poseen un alto poder de comunicar, no solo la trama de la historia, sino también una particular y divertida atmósfera. En las ilustraciones, (no en todas las páginas), podemos encontrar detalles particulares, mensajes cifrados, pistas de un suceso futuro o simplemente un guiño divertido que hace las delicias del lector y que exige un tipo de lectura especial, un momento de observación más acucioso, un recorrido visual intenso, para evitar que se nos pasen por alto.

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

King Kong podría confundirse con una historia de aventuras pero podríamos afirmar que no es más que el contexto que enmarca una dramática historia de amor entre un fabuloso gorila de una isla perdida en el tiempo y una bella actriz de cine. Si bien la adaptación de Browne mantiene como eje de la historia la relación entre Kong y Anne Darrow el final pierde algo de fuerza dramática porque no se logra ver con claridad la reciprocidad en los sentimientos de ella. Es claro que el enorme gorila se deja atrapar por perseguir a la chica y que luego se interpone entre las balas de los aviones y ella para protegerla, para proteger su amor. Todas y cada una de las decisiones y acciones del gran gorila están marcadas por la fatalidad que dicta un amor tan grande como imposible. Sin embargo, al final de la historia no se distingue con suficiente claridad que la bella Anne ha trasmutado el terror inicial que le producía el gorila por un sentimiento que tenía algo de compasión, ternura y respeto; que finalmente había logrado ver a través de la máscara, había reconocido el calor de un corazón enamorado dentro de la ferocidad de la bestia. Por eso, en esta versión de King Kong la muerte final del protagonista es algo más triste que en sus versiones anteriores, más desamparada, ya que si bien todos morimos solos al pobre Kong no se le ofrece ni el consuelo de una lágrima.
Free Image Hosting at allyoucanupload.com
Y a pesar de que el final no es un típico “happy end” al que nos suelen tener acostumbrados, la historia es perfectamente asimilable por el público infantil, y no solo por sus poco más de 90 páginas llenas de ilustraciones de dinosaurios, salvajes y actos heróicos, sino porque los niños entienden perfectamente que la narración pertenece al ámbito de la ficción. Pero aún así nuestro joven lector sea poseedor de una sensibilidad más a flor de piel, tampoco deberíamos impedirle disfrutar de la intensidad de ciertos sentimientos que nosotros los padres tratamos, en un vano y siempre limitante acto sobreprotector, de ahorrarle.

Título: King Kong
Autor: Anthony Browne.
Editorial: FCE
Librería: FCE, El Virrey y otras.
Precio: S/. 52 promedio.
Edad: a partir de 6 años

3 comentarios:

  1. perdon que me meta asi en tu blog, pero estaba leyendo el diario Peru 21,y lo vi... la pregunta es, si en este libro para ninos y grandes (tambien supongo),pasa lo mismo que en las peliculas que finalmente King Kong muere...porque a mi hasta ahora,cuando vi la pelicula, me partio el alma que muera asi...y no se ,,,de nina tambien :o(
    gracias, saludos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:32 a.m.

    Adrián Erre
    felicitaciones por tu blog!
    atte,
    www.literatura-lij.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:25 a.m.

    Hace unos días le regalé este libro a mi sobrino Tomás (5 años), desde ese día no para de pedirle a sus padres o a mí que se lo leamos, le fascina descubrir las imágenes camufladas y cuando comienza a acercarse el final de la historia, siempre se adelanta y la culmina diciendo "King Kong no murió por las balas, murió de amor..."
    En horabuena por tu lindo blog,
    Atte.
    s j -
    www.espaciodelij.blogspot.com

    ResponderEliminar