jueves, septiembre 14, 2006

Madrechillona

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

Un día el pequeño pingüino recibe de pleno el desaforado grito de su madre. Un grito tan destemplado que lo saca “volando en pedazos”. Y así, como lo oyen, su pico aterriza en las montañas, su cola en la ciudad, las alas en medio de la jungla…, solo sus pies se quedan, como petrificados, en su lugar. Pero luego de un momento éstos empiezan a correr en busca del resto del cuerpo solo que la búsqueda no tiene éxito porque sus ojos andan perdidos en el universo y su pico, que le permitiría gritar por ayuda, se encuentra quien sabe dónde. Cuando empieza a caer la noche y a despuntar el desánimo llega Madrechillona que había estado recogiendo cada uno de los pedazos y cosiéndolos de nuevo, pero llega además con una palabra que restituye y reconforta, llega pidiendo perdón.

Free Image Hosting at allyoucanupload.com



Este breve, sencillo y maravilloso álbum ilustrado tiene, además del usual lector infantil, un destinatario adulto que podría y debería, en muchos casos, sentirse tocado por la temática. En el caso de los niños el libro se disfruta sin necesidad de conocer, como es obvio, las profundas interpretaciones psicológicas que se desprenden de él. Sin embargo un adulto de ojo atento y con una actitud de respeto hacia este tipo de literatura, podría identificar con facilidad un mensaje que le atañe directamente y que expresa como la violencia verbal, (un tipo muy común en nuestro medio familiar), desestructura la vida interior de sus víctimas y de cómo restablecer la relación con el niño implica un trabajo en el que se debe hacer gala de paciencia y ternura, (para recoger cada una de las partes del cuerpo de nuestro querido pingüino y coserlas con cuidado). Pero inclusive todo eso no basta, el adulto debe finalmente pedir “perdón”, porque esa sencilla palabra manifiesta una actitud de respeto hacia el niño, un respeto que el niño agredido siente muy en su interior como la base fundamental para construir una relación donde prevalezca el amor.

Si bien el cuento tiene un final feliz, buena parte de la historia se desarrolla en una atmósfera de cierta tensión y angustia existencial. En este aspecto el contrapunto entre el discurso textual y el gráfico distiende mucho la opresión que podría sentir un niño con una sensibilidad algo mayor al promedio. Y es que las ilustraciones, de trazos ligeros y muy expresivos, llenan de un sutil humor toda la obra, permitiendo recorrer las páginas con risas hasta alcanzar el reconfortante final.

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

Ya hemos hablado anteriormente de Jutta Bauer, gran escritora alemana, cuando reseñamos otra de sus obras, “La Reina de los Colores”, de entre las muchas que ya tiene en su haber.

Autor: Jutta Bauer .
Editorial: Lóguez .
Librería: El Virrey.
Precio: S/. 44 .
Edad: A partir de 3
años.

2 comentarios:

  1. Hola Adrián

    tu sitio me parece simpático, más aún por el motivo que lo creaste. Creo que hay buenas historias. Sin embargo te recomendaría que le echaras un ojo (o los dos de ser posible) a más ediciones del F.C.E en especial la de "Matilda" una cerdita verdaderamente adorable. Las ediciones de Kokinos, Kalandraka, Everest e incluso de la editorial colombiana Panamericana. Hay mucho de donde escoger. Son libros hermosos, de historias cortas y con pinturas o dibujos de artistas jóvenes. Bueno espero que las historias continúen es ese mágico derruir. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir estas historias con nosotros.

    Lo malo es lo prohibitivo de los libros, por el precio.

    En algunas librerías da la impresión que debo entrar alzando las manos, pues uno se siente como en un asalto.

    Este 21 es la gran fuga de libros. Más detalles en:
    http://elgatodescalzo.wordpress.com/
    2006/09/15/gran-fuga-de-libros/

    Ojalá puedan participar y difundir la nota.

    Saludos

    ResponderEliminar