jueves, mayo 31, 2007

Konrad

Free Image Hosting at allyoucanupload.com



Un Niño con Falla de Fábrica.

Berti Bartolotti era una señora de mediana edad que vivía sola. Un poco estrafalaria no solo en su vestimenta sino también en su modo de vida, tenía la maravillosa actitud de tomarse la vida con ligeresa de espíritu. Todo seguía su rutina con esa precisión que solo las personas de cierta edad llegan a dominar hasta que tocan a su puerta con un misterioso paquete. En realidad era una enorme lata de conservas, enviada por una extraña fábrica, que contenía un niño de aproximadamente siete años.

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

Luego del asombro inicial devino el conocimiento mutuo que se coronó en un profundo cariño. Sin embargo Konrad tenía ciertas peculiares características, era obediente en extremo, amable hasta el empalago y nunca decía malas palabras. En resumen, era un niño hecho a pedido, fabricado en molde para que encaje a gusto de la demanda. La tensión literaria toca el nervio del lector cuando La Fábrica descubre que se equivocó de destinatario y amenaza con recobrarlo.

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

Felizmente la señora Berti, Egon su amigo el farmacéutico y Kitti la vecinita amiga de Konrad, idean un maravilloso y políticamente incorrecto plan para rescatarlo. Una excelente novela corta que, además de ser una inteligente denuncia a la cooptación de libertades personales como requisito a ser aceptado por el sistema, encierra una tierna historia der amor.

Título: Konrad.
Autora: Christine Nöstringler.
Editorial: Alfaguara.
Librería: El Virrey.
Edad: a partir de 9
Precio: S/. 27 soles.

1 comentario:

  1. Sr. Rheineck:
    Su blog es muy interesante y con ilustraciones que motivan aún más a la lectura. Somos un grupo de docentes del sector público que tenemos un blog sobre Plan Lector, dirigido a profesores que deseen incrementar su bagaje y tener temas a través de los cuales desarrollar en sus alumnos la afición a la lectura.
    Colocaremos su blog como vínculo en nuestra página.
    Saludos.
    Anacarsis Klooth
    Ciencia y Literatura: Plan Lector

    ResponderEliminar